YIN YOGA Y CUENCOS TIBETANOS

 Probamos los cuencos tibetanos y otros instrumentos alucinantes para amenizar la práctica relajante de este Yoga. Gracias a la colaboración de Markos de Equilibrio Sonoro.

cuencos TIBETANOS y Yin YOGA

Vamos a probar, el sonido vibrante de los cuencos e instrumentos tocados por Equilibrio-sonoro (con Markos ) y una clase de Yin Yoga (con Raúl Morata). A ver que tal la experiencia.


 

Filosofía del yoga: Chakras, parte 1.

Los Chakras, desde el Tantra se incluyeron conceptos en el hatha yoga. Este vídeo, es conjunto de otros más, que tratarán de explicar los conceptos filosóficos del Yoga.

Las tensiones musculares son asientos del ego

A algunos alumnos les cuesta entenderme cuando les digo que las tensiones musculares son asientos del ego. Pero es sencillo de entender y de experimentar cuando nos damos cuenta que esas tensiones musculares las mantenemos nosotros (consciente o de manera subconsciente) y que son el marco personal por dónde nos relacionamos con el mundo externo. Pero sino hay tensiones, la presencia del yo disminuye, la relación con el mundo se amplia y nuestro acto cognitivo mejora;  al bajar las barreras nos sentimos más vulnerables pero también más libres.

Uno de los principios del yoga es el siguiente: todas las tensiones innecesarias para la construcción de la asana deben eliminarse.

FORMACIÓN NIDRA YOGA CON LUIS COLOMER

Actualmente Albert Colomer es uno de los mayores expertos de Nidra Yoga en España. Realizará una formación de fin de semana sobre Nidra Yoga en el centro Anayar el día 10 y 11 de Octubre.



 

Cuando a Ramana Maharsi le preguntaron por Krishnamurti.

Ramana jiddu Krishnamurti.png 


Un joven de Colombo, Ceilán, le preguntó a Bhagavan (Ramana):

J. Krishnamurti enseña el método de la conciencia sin esfuerzo y sin elección como distinto del de la concentración deliberada. ¿Se complacería Sri Bhagavan en explicar cuál es la mejor manera de practicar la meditación y qué forma debe tomar el objeto de meditación?

Ramana Maharshi: La conciencia sin esfuerzo y sin elección es nuestra verdadera naturaleza . Si podemos alcanzar ese estado y permanecer en él, está bien. Pero no se puede alcanzar sin esfuerzo, el esfuerzo de la meditación deliberada.

Todos los vasanas (tendencias inherentes) ancestrales dirigen la mente hacia los objetos externos. Todos esos pensamientos deben abandonarse y la mente se vuelve hacia adentro y eso, para la mayoría de las personas, requiere esfuerzo. Por supuesto, todos los maestros y todos los libros le dicen al aspirante que se calle, pero no es fácil hacerlo. Por eso es necesario todo este esfuerzo.

Incluso si encontramos a alguien que ha alcanzado este estado supremo de quietud, puede considerar que el esfuerzo necesario ya se había hecho en una vida anterior. De modo que la conciencia sin esfuerzo y sin elección se alcanza sólo después de una meditación deliberada.

Esa meditación puede tomar la forma que más te atraiga. Vea qué le ayuda a excluir todos los demás pensamientos y adáptelo para su meditación.

¿Qué es Anayar?

Muchos nos preguntan, cuando llegan, qué quiere decir Anayar. Bien, aprovechando que una de las alumnas se tomó la molestia de traducirlo al valenciano y subirlo a Wikipedia, os dejamos la descripción del personaje que fue Anayar. En Valenciano:

"Anayar solia cuidar vaques i portar-les a pastar als afores de la ciutat. Protegia el bestiar de malalties i de les bèsties de presa. Anayar s'untava la pell amb cendra sagrada (நீறு). Als prats, solia tocar el Panchakshara, Cinc cartes, el mantra del Senyor Suprem Xiva en la flauta. La música era la seua manera d'adorar a Xiva. Un versicle de Periya Puranam diu que va fer una flauta de bambú, seguint les regles de les Escriptures.[2] Un dia, al començament del monsó, Anayar tocava la «Sagrada paraula de 5 lletres» en la flauta sota l'arbre konrai, que és sagrat per a Xiva, en un jardí d'arbres konrai en flor. El Periya Puranam dedica uns versos per descriure la bellesa natural de l'indret. Els sons meliflus seduïen els animals. Les vaques deixaren de pastar, els vedells deixaren de beure llet i els ocells deixaren de cantar escoltaven captivats. Els paons ballaven d'alegria mentre que els toros i altres animals salvatges s'inclinaven de joia. Els enemics mortals com la serp i el paó, el lleó i l'elefant, el tigre i el cérvol s'ajuntaren. El vent deixà de bufar, el riu es va calmar i les ones es van ralentir per escoltar la música divina. Els savis del bosc s'aplegaren. Els éssers celestials com Deva, Kinnara i Vidyadhara baixaren del cel. Finalment, el Xiva hi va aparéixer amb la dea Uma, complaguda per la melodia, i va beneir a Anayar. Xiva s'emportà Anayar amb ell al seu estatge etern, Kailasa."


Aanaayar solía cuidar vacas y llevarlas a pastar en los pastos de las afueras de la ciudad. Solía proteger al ganado de las enfermedades y de las bestias de presa. Anayar solía untar ceniza sagrada (நீறு) en su cuerpo. En los prados, él solía tocar el Panchakshara, Cinco Cartas, mantra del Señor Supremo Shiva en su flauta. La música era su manera de adorar a Yahveh Siva. Un versículo de Periya Puranam habla de que hizo una flauta de bambú, siguiendo las reglas de las Escrituras.1​2​ Un día, al comienzo del monzón, Anayar comenzó a tocar la «Sagrada Palabra de 5 Letras» en uu flauta bajo el árbol Konrai, que es sagrado para el Señor Shiva, en un jardín de árboles konrai en flor. El Periya Puranam dedicó varios versos para describir la belleza natural del lugar. Los sonidos melifluos sedujeron a todos los animales. Las vacas dejaron de pastar, los terneros dejaron de beber leche y los pájaros dejaron de cantar y escucharon cautivados. Los pavos reales bailaban de alegría mientras que los toros y otros animales salvajes se inclinaban en la dicha. Los enemigos mortales como la serpiente y el pavo real, el león y el elefante, el tigre y el venado se reunieron. El viento dejó de soplar, el río se calmó y las olas se ralentizaron para escuchar la música divina. Los sabios del bosque se reunieron. Los seres celestiales como Devas (dioses), Kinnaras y Vidyadharas descendieron del cielo. Finalmente, el Señor Supremo Shiva apareció con su Consorte, la Diosa Uma, complacida por la melodía y bendijo a Anayar. El Señor Shiva llevó a Anayar con él a su morada eterna, Kailasa.